La Crónica de Benavente

vallesbenavente@terra.es

miércoles, noviembre 29, 2006

De mis papeles (10)

RETAZOS TOLEDANOS


Del poema dedicado a Toledo, existen varias versiones. En algún momento decidí arreglarlo y dejarlo tal como lo presenté en este blog. Pero en todo arreglo quedan huérfanos, que sólo un padre inclemente no reconocería. Esos hijos pródigos lo fueron por voluntad paterna y por esta misma voluntad son hoy de nuevo recogidos en la casa familiar.
La Introducción del poema a Toledo quedó suprimida, pero no borrada. Decía:



Rodeada de olivos centenarios
abrazada por un lecho primitivo,
se yergue la ciudad, desafiante,
clavando el aguijón hacia los dioses
para pinchar las fuentes de ambrosía
e inundarse de néctar y sapiencia.
Trémulos, de los montes descendemos,
y al invadir sus calles, nos engulle
la serpiente de piedra toledana...
los pasos se dirigen hacia el zoco,
confluyendo con otras procedencias.
¿Dónde está Elisa, Garcilaso?
¿Dónde la cueva del gigante, dónde?

* * *

El mismo día está fechado este otro poema:


La clarividencia senil de los galápagos,
horadando el perfume de los vientos
sin haber vaciado la mañana,
en salvaje tropel de chirimías.


25 de octubre de 1988


La continuación del discurso poético sobre Toledo quedó en una reflexión del día 9 de enero de 1989:


La tolerancia épica de España
(Sefarad del olvido y del lamento)
Son ecos de eternas chirimías.
Litografía: Toledo, hacia 1850.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

relojes web gratis